lunes, 18 de abril de 2016

Nueva colección de pendientes. Suno.



Suno, que significa Sol en Esperanto. Así es como he decidido llamar a esta nueva colección de #joyeríatextil.
El aro central y el encaje tejido en torno a él, me recuerdan a los rayos del sol, esa estrella alrededor de la cual giramos sin darnos cuenta. Una bola esférica casi perfecta sin la que no existiría la vida.
El astro rey que todas las culturas antiguas han reverenciado y considerado sagrado: Egipto, Grecia, Roma, China, Japón, Perú, México, etc..


Incluso hoy mantenemos rituales y tradiciones cuyo origen es el culto al sol. Un ejemplo muy próximo son las hogueras de San Juan. Durante los solsticios mucha gente acude a Stonehenge, se baña en los ríos como en  la India o bien se dirige a la costa para ver el sol, como en Japón.

Ahondando sobre el tema del sol, me he encontrado con una variada y extensa información en la red que no voy a publicar aquí pues no viene al caso. Sin embargo, sí que me gustaría compartir con vosotros un poema de Akhenatón, el faraón que veneró un único dios: el Sol, a quien llamó Atón. El poema es un hermoso y largo himno al sol escrito hace 2.700 años del cual he extraído un pequeño fragmento.



Cuando diseñé los pendientes, no lo hice pensando en el sol, desde luego. Si me hubiera marcado ese objetivo, seguro que no lo habría conseguido.

En mi caso, la creatividad es también improvisación. Sobre la marcha voy rectificando hasta que doy con algo que me gusta. Es entonces cuando puedo jugar con diferentes versiones del modelo, con el color, sobretodo.

En este vídeo, podéis ver con detalle los pendientes uno a uno. La variación de colores puede ser infinita. Siempre digo a mis clientes que los modelos que ven en el blog o en la tienda, se pueden confeccionar en muchísimos más colores. Solamente tienes que contactar conmigo y sin ningún compromiso comentarme lo que quieras, te atenderé lo antes posible.







No hay comentarios:

Publicar un comentario