jueves, 25 de febrero de 2016

Mi trabajo, mi pasión

Cuanta gente veo a mi alrededor que no es feliz con lo que hace. En ocasiones,  porque no es para lo que se había preparado durante tantos años . Otras veces ocurre  que después de prepararse y encontrar el trabajo en teoría perfecto, se da cuenta de que realmente no es lo suyo..... jugarretas de la vida.
¿Qué pasaría si pudiéramos ganarnos la vida dedicándonos a algo que nos gustara tanto que no supusiera un esfuerzo el ir a trabajar todos los días?
¿Pero qué es lo que nos gusta? ¿Qué nos motiva? Quizás sea la pregunta más difícil de responder. Vale la pena pararse a meditar sobre ello.
No siempre he podido dedicarme a lo que me gusta, pero incluso en los peores momentos, no he dejado de hacerlo aunque fuese a ratos y arañando minutos a las horas de sueño.
Cuando estaba editando la foto de una de mis últimas creaciones, me he dado cuenta que tengo algo que mucha gente no tiene, y es una ilusión, un proyecto, un sueño...
No sé si lo alcanzaré, pero mientras tanto, llena mi vida de satisfacción.




2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, se ve en la cara de las personas eso que dices...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Me siento 100% identificada con lo que dices. ¡A seguir adelante con la pasión por el tejido y a cumplir sueños! Saludos.

    ResponderEliminar